Estudie, Gradué, y Luego ¿Que Paso?

Hasta se me notaba en la cara que no sabía que hiba hacer

Hasta se me notaba en la cara que no sabía que hiba hacer

Al acabar de escribir una entrada para un blog donde soy contribuidora, me puse a pensar: ¿Dónde pensé que iba a pasar en la universidad? Gradué con dos diplomas por pura casualidad. Lo que quiero decir es que nunca supe que quería ser de grande. Tome los curses que obligatorios y uno y otro que me llamaban la atención. Después de varios años, fui a ver a un concejero en la universidad y le conté lo que estudie y le pregunte, “y ahora, ¿Qué hago?” Reviso mis papeles y me dijo que si me quedaba un poco más tiempo podía graduar con dos diplomas. Lo hice, gradué, y luego ¿qué?

Tome los cursos en español porque pude. Pensé que iban a ser facilísimos por ser de México. Pero tuve que estudiar mucho; no tanto el idioma, pero todo lo demás. Aprendí muchísimo que no sabía. Aprendí literatura que no conocía, música que no había escuchado e historia que probablemente me había contado mi familia pero no preste atención porque fui una adolecente desinteresada. Pero ahora si quiero saber todo y quiero que mis hijos también lo aprendan todo lo que puedan. Pero si son como yo, a mí no me van hacer mucho caso porque no tengo autoridad en esas cosas. Tan chiquitos y ya me cuentan lo que les enseñan en la escuela y son cosas que yo ya se que les he tratado de enseñar. Creo que suena mejor cuando alguien más lo enseñe. Es lo que me pasa por no hacerle caso a mi lindisima mama o más tíos que son tan inteligentes.

Claro que tuve trabajos divertidos y conocí a tanta gente linda por el camino. También tuve trabajos aburridos, fui vendedora en varias tiendas, y hasta hice llamadas.  Todos esos empleos me ayudaron a convertirme en la persona que soy hoy. Pero ¿Por qué page tanto dinero en ir a la escuela?

Mi tiempo en la universidad no me consiguió riquezas y éxito. ¿Ha pasado? Hay tantos graduados que siguen buscando el trabajo de sus sueños. Puedo decir que me ayudo abrir los ojos al mundo. Me ayudo a conocer a gente de todas partes e hizo crecer mi pasión de culturas y tradiciones. ¿Valió la pena gastar tanto dinero en la universidad? Eso será la opinión de cada persona, pero si estoy agradecida por la experiencia y todo lo que he aprendido en la escuela y desde entonces.

Realmente nunca conseguí empleo que tenga que ver con uno de mis diplomas. No ha sido hasta ahorita que siento que estoy haciendo lo que me gusta.  Estoy aprendiendo a ser mejor mama (poco a poco). Y al fin he empezado a volver a usar mi cerebro. La pregunta que les pongo es, ¿Cuándo supieron lo que querían hacer de grandes? ¿Supieron desde chicos o siguen buscando?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s