¿Eres la Niñera?

nanis

De ves en cuando alguien me pregunta algo que tenga que ver con ser mexicana. Cuando era joven y los comentarios tenían que ver con algún estereotipo mexicano, trataba de reírme de ellos y pensar que solamente eran ignorantes. Aunque tengo que confesar que a veces me enojaba y les daba la mirada que mata y luego los ignoraba. ¿Qué madura, verdad? Desde que tuve hijos esos comentarios duelen un poco más.  No sé porque no los puedo ignorar tan fácilmente, pero seguiré tratando. Quizás es porque siento que pone en cuestión mi existencia como madre.

Cuando nació mi primer hijo, M, algunas personas me preguntaban si era la niñera en parques y lugares públicos. Pensé que era porque estos días muchas mamas tienen que trabajar. Yo sé que suertuda soy porque me puedo quedar con mis amores en casa y por eso trataba de no pensar en otra explicación. Pero luego, cuando estaba embarazada con mi segundo y casi lista para tenerlo (es decir, enorme) me preguntaban si M era mío. ¿De veras? ¿Cuántas familias hacen que una niñera trabaje hasta dar parto? Si sí existen, deben de avergonzarse. Además de eso, yo estaría tan preocupada de dejar a mis hijos con alguien que a cualquier momento podría tener un bebe. ¡Que trauma para el niño! Perdón, me distraje de mi punto…Cuando nació T y nos mudamos a una comunidad nueva, los comentarios y las preguntas empezaron a aumentarse. Aquí están algunas que aun oigo:

¿Eres la niñera?

¿Son tuyos? (Acerca de los dos)

¿Es tuyo? (Acerca de mi güerito)

¿Tienen alguna relación? (Los dos, otra vez)

La parte de mi racional no quiere pensar en la connotación negativa de estas preguntas cuando los oigo. Prefiero imaginar que la única razón posible es que me veo tan bella y joven que es imposible que yo pueda tener hijos. Espérenme mientras dejo de reír…bueno.  Porque obviamente esa no es la razón empecé a buscar otras explicaciones.  Mi hermana piensa que es porque estoy tan involucrada en las vidas de mis hijos. Piensa que en este mundo es raro ver a una mama o un papa junto a sus hijos jugando en el parque, en el gimnasio, durante horas de juegos con amigos, etc. Otras mamas aprovechan ese tiempo cuando sus hijos están distraídos para trabajar, usar su teléfono, o tener conversaciones con otros adultos. Como yo nunca he sido muy buena adulta, nunca lo había pensado. Me gusta jugar con ellos. ¿Cuándo más voy a tener la oportunidad de jugar como niña a mi edad? Además, ¿cuánto tiempo más me van a dejar jugar con ellos? Tengo que aprovecharlo hasta mientras dure. Si esta es la razón por los comentarios, los acepto contentamente.

¿Pero qué tal si sí es cómo suena? ¿No hemos borrado los estereotipos que piensan que porque soy mexicana y mis hijos no son morenitos (uno es güero con ojos azules) que tengo que ser la niñera? ¿Qué ejemplo les estamos dando a nuestros niños cuando nos ver hablar así? Es como “ellos” dicen, los niños aprenden de nuestro ejemplo. Lo que hacemos nosotros, ellos también lo harán hasta que puedan decidir si están de acuerdo con nuestras opiniones.

Ya sé que la mayoría de la gente no hace estas preguntas para insultar. Por ejemplo un señor me pregunto si T era mío una vez, y después regreso a disculparse por como sonó la pregunta. Creo que fue una sincera disculpa. Digo, creo que ayudo que cuando se me cayó la boca al suelo al oír la pregunta, creo que se dio cuenta de que me insulto, lo fue a pensar y regreso a disculparse. Gracias, señor, por la disculpa.

Enseñándoles a mis hijos sobre el respeto mutual, les tengo que enseñarles a pensar en las palabras que usan antes de hacer preguntas. Nunca les diré que no pregunten algo, porque así es como aprenden. Pero les enseñare sobre el poder de las palabras en cualquier idioma. Como haces una pregunta dice más de tu carácter que la pregunta. Y sé que no podemos prevenir que de vez en cuando insultamos a alguien, pero ¿qué triste es un mundo en el cual no hacemos el intento de respetar? Quiero que mis hijos respeten a todos y sean respetados. Espero que más padres sientan lo mismo y traten de pensar en sus palabras también.  El cambio empieza con nosotros. Vamos a demostrarles que nosotros no juzgamos o estamos tratando de no juzgar a otros para que crezcan con los ojos abiertos para aprender juntos y continuar con nuestro gran bilingüazo. ¿Has abierto tus ojos?

(Si les gustaría compartir mi blog, se los agradezco. En ingles es www.bilingualeyesblog.wordpress.com y mi página de Facebook es www.facebook.com/bilinguazo. Y   no se olviden de Twitter @bilinguazo.Mil gracias.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s