Triunfo en el Campo de Verano en Español

Hoy fue el último día de la primera sesión de verano en una escuela en español para mi hijo de tres años. Tengo que decir que todos quedamos muy contentos. Le fascinó la escuela, las maestras y los otros estudiantes. Lo que más le gusto, claro, fueron los juguetes.

Cada día al llegar a la casa, se puso a cantar, a decirme palabras que aprendió, y con ganas de seguir aprendiendo. ¡WOW! Como quisiera poder mandarlo durante el año escolar, pero no ofrecen programas de medio día y no estoy lista mandarlo a la escuela por todo el día todavía. Eso, y son un poco caros.

La escuela no solo ayudo a mi hijo pero a mí también. Me ha dado más ideas para proyectos que podemos hacer en la casa. ¡Y como me gusta tener proyectos de arte nuevos! Aquí les pongo una foto de los proyectos que hicieron en la escuela. Viéndolos voy a poder hacer lo mismo con otras comidas para que aprenda los nombres de platillos en español también. Gracias Jardín de Niños Interlingua y los veremos otra vez en unas semanitas.

¿Qué proyectos les gustan hacer con sus niños?
photo

Ser Bilingüe Se Trata de Mas de Dos Idiomas

Cuando yo era chica, siempre entendí porque era tan importante para mis papas hablar en español mientras aprendíamos el en inglés. Era y sigue siendo muy importante para platicar con nuestra familia en México, con otras personas de habla hispana, para no olvidar nuestra historia y cultura y para poder entender que hay más de una manera de hacer las cosas bien.  Entendiendo esto también nos enseñó a ver que el mundo es tan grande y que somos parte de él, no el centro de él. Nos ayudó a mis hermanas y a mí a apreciar cada día que somos parte de él y a valorar a la gente que conocemos en el camino.  Aceptamos a toda la gente y sus culturas aunque a veces no estamos de acuerdo con algunas de las cosas que creen. Igual, sabemos que no todos van estar de acuerdo con nosotras y con lo que creemos. Y así debe de ser, en mi opinión.

Claro que a veces es muy difícil entender a gente que no opina lo que tú y más difícil todavía ver que algunos se burlan de ti.  Y yo no digo que mi familia es perfecta, ni de chiste. Yo sé que yo tengo mis faltas.  Sé que a veces me enojo muy rápido, que a veces soy muy sensible, que a veces me encierro en mi mente para dejar de hablar de lo que no quiero. Se mis faltas y las acepto aunque estoy tratando de corregirlas poco a poco. Y este blog me va a poner a la prueba en todas estas faltas. Eso me pone muy nerviosa (lo escribo con manos temblando).

¿Y esto que tiene que ver con ser bilingüe? Creo que ser bilingüe o multilingüe nos ayuda a ver mundo diferente porque podemos ver cuánto más hay que aprender todavía. No es solamente del idioma, también se trata de como nuestras vidas y las vidas de otros están conectadas de una manera u otra. Se trata de siempre tratar de comunicarse juntos con o sin palabras. Así es como lo veo yo. Este es mi bilingüazo.

Yo Soy Bilingüe, Pero Mis Hijos No…Todavía No

Alguien que habla dos lenguas es bilingüe. Soy bilingüe. Soy mexicana. Soy americana. Soy las dos cosas. Y estoy orgullosa de eso. Pero, mis hijos no son tan bilingües como yo quisiera y mi esposo habla igual a ellos. Esto es mi culpa. Debería de haber hablado más en español en nuestra casa. Debería de haber encontrado amigas de habla español con quien llevarlos a jugar. Debería de haber buscado grupos o actividades para ayudarlos a aprender. Debería de haberlo hecho, pero no lo hice. Hasta ahorita. Ahora estoy tratando de arreglar el asunto. Ya encontré un grupo de mamis latinas para que los niños jueguen en español, y horas de cuentos para que lo escuchen más. Y en la casa cantamos algunas canciones en español y hacemos juegos para aprender. La única cosa que no he podido hacer y no pienso hacer es empezar a hablarles en español solamente. No quiero que piensen que los estoy castigando, o que se confundan tanto que impida su habilidad para aprender más si ven que mami ya no platica con ellos como antes. Quiero que se sientan cómodos al aprender. Quiero que algún día puedan y quieran platicar con mi familia en México. Y quiero que se diviertan.

Hay papas bilingües que solamente hablan con sus niños en sus casas y dejan que aprendan otro idioma en la escuela. Hay papas que hacen doble el trabajo y aseguran que sus niños aprendan los dos idiomas a la misma ves desde el principio. Hay papas que tienen la buena suerte de tener escuelas que den clases en la lengua que prefieren o tienen cursos y actividades en las cuales los niños puedan aprender junto con otros niños. Y, hay papas como yo, que no saben cómo empezar porque no piensan que son buenas maestras. O quizás no hay programas cerca conveninetes. O quizás no queremos dejar atrás a algunas personas en nuestras familias que no entiendan o puedan hablar en nuestro idioma (esposos, suegros, tíos, etc.) No importa qué tipo de padre seas tú, sea uno de los que describí o si tienes tus propias razones por escoger criar a tus hijos bilingües. Espero que podamos aprender y crecer juntos. Esperare sus comentarios, sus sugerencias, sus ideas en como ensenarles, sus juegos sus cantos y todo lo que quieran ofrecer para que nuestros niños también sean orgullos de ser bilingües. Estoy entusiasmada en las nuevas amistades posibles con ustedes. Las familias bilingües somos muchas, y todas queremos quedarnos orgullos de lo que tenemos: amor de dos mundos y dos idiomas.

Gracias por leer mi blog. ¡Hasta luego!